in

Aprender a programar: una inversión de futuro que nunca caduca.

En ciertos círculos se debate la relevancia del aprendizaje del lenguaje de programación en la era de las aplicaciones intuitivas y pantallas táctiles. En el Reino Unido, los niños recibirán clases de programación desde los cinco años, con el gobierno lanzando una campaña para promover el «año del código».

A pesar de la percepción de que los jóvenes están altamente conectados con la tecnología, muchos no saben diferenciar entre el CSS y el HTML. El lenguaje de programación es fundamental para la escritura de programas informáticos, aplicaciones y sitios web, al igual que existen diversos idiomas en el mundo, hay una variedad de lenguajes de programación.

Aprender a programar puede realizarse a través de clases en la escuela, tutoriales en línea, o incluso de forma autodidacta. Los beneficios de dominar este lenguaje son múltiples, como la posibilidad de acceder a empleos bien remunerados en la industria tecnológica.

Los programadores en campos como la industria de los videojuegos pueden disfrutar de salarios atractivos, con ejemplos como una persona en Reino Unido que puede aspirar a ganar hasta US$40.000 al año. La creación de aplicaciones puede ser arriesgada, pero puede generar importantes ingresos o atraer inversiones de compañías.

Además del aspecto económico, programar permite a los individuos crear algo significativo para ellos mismos. La motivación de ver una idea convertida en realidad es poderosa, como lo demuestra el caso de Samantha Imafidon, quien creó la app Vibe Music a los 17 años.

El lenguaje de programación se perfila como el idioma del futuro, necesario para acceder a oportunidades laborales en la industria tecnológica. La creatividad también encuentra un espacio en la programación, como una plataforma para la innovación y resolución de problemas.

Incluso si no se puede aprender a programar, comprender los fundamentos puede ser beneficioso. Al igual que con cualquier idioma, tener un conocimiento básico puede causar una buena impresión y abrir la mente a nuevas posibilidades.

En resumen, la programación no solo es una habilidad práctica y lucrativa, sino que también representa una puerta hacia la creatividad, el pensamiento computacional y el futuro laboral. Ya sea como una carrera profesional o como un conocimiento adicional, aprender a programar puede ser una inversión valiosa en tiempos de constante evolución tecnológica.

Por Amelia Butterfly, con entrevistas de James Waterhouse, reporteros de BBC Newsbeat.

¿Qué opinas?

Escrito por Redacción - El Semanal

El Semanal: Tu fuente de noticias, tendencias y entretenimiento. Conéctate con lo último en tecnología, cultura, economía y más. Historias que importan, contadas de manera dinámica y accesible. ¡Únete a nuestra comunidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GIPHY App Key not set. Please check settings

Las 10 prendas atemporales que nunca pasarán de moda

Impactante regreso de las lagartijas de la prueba sexual rusa: regresan del espacio sin vida.